Es un tipo de acabado diferente al habitual que puede tener una superficie de cerámica. Consiste en la gradación de color entre unas piezas y otras.

El resultado es que cada pieza de una misma partida queda diferente, aunque siga una línea de continuidad con el resto, lo que se aprecia en el resultado final. El diseño se plantea en el conjunto de la estancia, en todos los elementos colocados en el suelo o la pared, de modo que se logra un efecto estético que trata de imitar a la naturaleza.

Destonificar