Es una herramienta manual que está compuesta por un mango de plástico aislante y una barra de metal acabada en punta, en cuyo extremo se coloca un tornillo.

Se utiliza para apretar y aflojar tornillos que no requieran mucha fuerza. Para utilizarlo, se sujeta por el mango y se ejerce la fuerza con la mano a la vez que se hace torsión.

Destornillador plano