Aparato compuesto por un contacto y una sirena de 85 decibelios, cubierto por una carcasa plástica. Funciona con tres pilas AAA de 1.5V. Está diseñado para prevenir inundaciones.

Para su utilización, debe situarse en el suelo, cerca de la zona que se quiera asegurar. Si existe una fuga, el contacto interno se activa cuando pasa el agua por él y hace sonar la sirena. La temperatura de funcionamiento es de 0ºC a 40ºC. Se instala en estancias como el cuarto de baño, la cocina, el garaje o el sótano.

Detector de fugas de agua