Es un aparato de alerta temprana en caso de detectar altos contenidos de monóxido de carbono. Lo hace mediante verificación constate de la calidad del aire, comprueba que no existan altos contenidos de monóxido. El monóxido de carbono es un gas resultante de la combustión, que es venenoso cuando te expones de forma prolongada.

Es muy recomendable utilizar este detector cuando tienes en casa aparatos utilicen gas, derivados del petróleo o carbón, como por ejemplo, aparatos de calefacción, calentadores de gas, calderas o estufas de leña.

Su funcionamiento es muy sencillo, cuando los sensores detectan un aumento del monóxido que pueda ser peligroso, dispara una alarma para avisar del peligro. Para su instalación basta con ubicarlo en la habitación que deseas proteger y colocar las pilas.

Detector de monóxido de carbono