Pequeña herramienta eléctrica indicada para aplicar sin esfuerzo pinturas y esmaltes sobre superficies de madera, hierro o yeso. Consta de varias partes, según los modelos. La esencial es la boquilla difusora que se regula en varias posiciones con un anillo de ajuste para distintos flujos y formas de la proyección de la pintura. Los difusores se pueden utilizar en cualquier dirección según los efectos que se quiera conseguir.

Otras partes importantes son el depósito para la pintura o el esmalte y el motor o turbina de diferente tamaño. Hay modelos con el depósito y el motor en la misma pistola y otros modelos son exentos, con la turbina separada del difusor, lo que permite una mayor carga de pintura y mayor maniobrabilidad.

Difusor de pintura