Es un consumible intercambiable de la amoladora que se fabrica principalmente de carbono o de metal. Existen varios tipos, y se pueden diferenciar según su diámetro exterior, según su uso y según el material para el que se usan.

Según su diámetro exterior, los hay de 115 mm, 125 mm y 230 mm. Según su uso puedes encontrarlos para cortar y desbastar.  Los hay de diferentes materiales, los más comunes son de metal y piedra. 

Según el material para el que se usan hay discos de corte o desbaste de metal fabricados en carbono, al igual que para cortar o desbastar en piedra. Los hay multicorte que sirven para metal, piedra, PVC y también son de carbono.

Los indicados como universales de obra, para piedra o bloque, tienen un filo de diamante y también los hay para materiales más duros como granito o porcelanato. Estos últimos varían en la calidad del diamante y la cantidad, ofreciendo corte normal, fino y extrafino. Depende del trabajo que deseas realizar usarás un disco u otro. Son de fácil instalación en la amoladora, aunque se debe usar protección antes de manipular estas herramientas. 

Disco para amoladora