Es una caja que contiene en su interior toallitas de papel. Está fabricada en plástico y pueden ser de diferentes colores, aunque lo más común es que sea blanco. Se usa principalmente en hostelería y en el sector servicios. Los puedes encontrarlos de varios tamaños y formas, unos son rectangulares y otros redondos.

Algunos modelos pueden incluir una llave de seguridad para mantenerlo cerrado. Se fija a la pared mediante tornillos o utilizar un pegamento adhesivo. Tiene una capacidad para unas 200-300 toallitas de papel que va dispensando una detrás de otra para que el usuario utilice las que necesite. 

Dispensador de toallitas de mano para hostelería