Es una pieza de PVC utilizada en la colocación de un panel de bloques de vidrio con mortero. Su función es que exista una distancia uniforme entre unos bloques y otros. En la instalación esta pieza se sitúa en cada esquina del bloque.

Posteriormente se aplica el mortero especial para bloques de vidrio y se coloca el siguiente bloque. De este modo el distanciador quedará dentro de la pasta del mortero salvo una lengüeta que quedará a la vista. Una vez la masa esté seca y endurecida, se partirá la lengüeta, quedando el resto del distanciador totalmente oculto.

El grosor de la junta de separación entre un bloque de vidrio y otro dependerá del tipo de distanciador que utilices. Los gruesos de junta más habituales son los de 2, 5 y 10 milímetros y según el elegido se utilizará un tipo de distanciador u otro, pero siempre el mismo en toda la instalación.

Distanciador para bloque de vidrio