Es un envase con forma de seta. Tiene un compartimento interior en el que se depositan pastillas, que están compuestas por aceites esenciales de origen natural, como citronela o geranio. Se deposita sobre el agua para que el contenido se disuelva. No perjudica el uso y disfrute de la piscina.

Se usa para alejar a los insectos de la piscina, el estanque o cualquier otra zona con agua estancada. El producto insecticida desprende aromas repelentes, de modo que los insectos se alejan de la superficie del agua y de sus alrededores.

Dosificador antinsectos