Es el uso eficiente de la energía, actividad en la que se trata de consumir solo la necesaria o justa y que sea de fuentes renovables como la energía solar y poco o nada contaminantes. Es en esencia una concienciación para adquirir productos, herramientas o maquinaria que consuman poca energía y, por otro lado, para cambiar los hábitos de vida para que sea cada día más sostenible.

La eficiencia energética se aplica ya a todos los ámbitos de la vida, desde una sencilla bombilla en una lámpara, hasta en el sistema de calefacción elegido o en el aire acondicionado.
Hay etiquetas de eficiencia energética en muchos productos, como los electrodomésticos y las maquinarias. También los edificios, las casas en las que se habita, son más o menos eficientes desde el punto de vista de la energía.

Existen infinidad de productos, medidas y medios para mejorar la eficiencia energética en las casas y poder ayudar a la conservación de la vida y el ambiente. El aislamiento correcto en las viviendas las hace más eficientes, al necesitar menor consumo de energía.

Eficiencia energética