Es una barra que se encuentra oculta en el interior de la caja de la persiana, por lo que solo se ve cuando la persiana está bajada y la caja abierta. Antes se fabricaba en madera maciza y su sección era cilíndrica, pero en la actualidad es una barra metálica hueca, a modo de tubo, cuya sección suele tener forma poligonal. Existen dos diámetros diferentes, de 60 o 40 mm, y de varias longitudes.

Sobre este elemento se enrollan las lamas. En él se engancha la primera lama de la persiana, que es la que queda más arriba. Para que gire es necesario montar en uno de sus extremos una polea en la que se enrolla una correa. En función del tipo de herrajes o acoples, la persiana puede ser manual o eléctrica/automática.

Eje de persiana