Es una herramienta compuesta por una cadena de acero endurecido y un sistema de engranajes, ejes y piñones tratados de manera térmica para aumentar su resistencia. Soporta cargas de hasta 1000 kg, que pueden elevarse entre 2,5 y 10 metros en función del modelo.

Se utiliza para levantar objetos pesados y desplazarlos verticalmente con precisión. Se cuelga por medio de una argolla o un mosquetón en una viga de acero. Para usarlo, se coge el objeto con el gancho del final de la cadena y la ayuda de cinchas o eslingas. A continuación, se maneja la cadena en la dirección deseada.

Elevador de cadena