Líquido aceitoso incoloro, compuesto por una mezcla de disolventes. Se aplica sobre cualquier superficie, incluso en materiales porosos como telas y moquetas, ya que no es abrasivo con ellos.

Se usa para eliminar residuos de adhesivos en base acuosa y restos de cola tanto secos como frescos. Se aplica abundantemente con una brocha, se deja actuar entre 10 y 20 minutos y se eliminan los restos con una espátula. En el caso de la madera, ha de hacerse una prueba previa.

Eliminador de cola