Líquido de color rosáceo, compuesto por una mezcla de compuestos químicos en una base acuosa. Se aplica sobre superficies de metal, de acero, de madera o cromadas. Tiene propiedades desengrasantes, desincrustantes y antical.

Sirve para eliminar óxido, para retirar manchas verdes y negras que aparecen en el latón, el bronce, el cobre y la plata. El producto se aplica con una brocha o con un pulverizador sobre la superficie que desea tratarse. Si se usa en madera, debe diluirse con agua a partes iguales. Se deja actuar unos minutos, se frota con un paño y se aclara con abundante agua dulce.

Eliminador de óxido