Es un líquido protector elaborado a base de resinas que penetra en los poros de la piedra y la cubre con una capa impermeable. Está indicado para las superficies de piedra en el exterior. De esta manera, quedan protegidas de la humedad, el salitre o el musgo. El acabado es blanco o brillante, con efecto mojado.

La piedra repele las manchas y evita que se desgaste y sufra deterioros. Con ello se consigue facilitar el mantenimiento de estas áreas. Para utilizar el producto, se aplica con una brocha gruesa por toda la zona.

Embellecedor para piedras