Es la acción de cubrir con papel pintado una superficie, generalmente las paredes, aunque también se puede empapelar el mobiliario. El papel pintado es una de las opciones de revestimiento más atractivas estéticamente, ya que ofrece diversas posibilidades decorativas con un sinfín de estampados y colores.

Empapelar es muy útil para disimular las imperfecciones de la pared como manchas o pequeñas grietas. Entre las ventajas de empapelar, destaca su fácil instalación con cola o que es lavable.

Empapelar