Es la acción de rellenar un hueco, una grieta o una imperfección con una masillareparadora. De esta manera, la superficie tratada vuelve a estar lisa y nivelada.

Se aplica de manera manual la masilla, que es de secado rápido y admite un posterior lijado para igualar. Con una espátula flexible se extiende el producto de modo que se cubra con varias pasadas la totalidad del defecto que quiere corregirse.

Emplastecer