Acción de encajar y fijar un objeto en una pared o en un hueco ajustado a su tamaño. Esta tarea requiere, en la mayoría de los casos, crear la cavidad donde será alojado dicho objeto y rematar las juntas de unión, lo que hace necesario el uso de habilidades de albañilería o carpintería.

Las herramientas que suelen usarse para crear las cavidades y poder empotrar son el cortafríos o la sierra de corona. Entre los elementos que necesitan ser empotrados mediante trabajos de albañilería destacan los mecanismos eléctricos como los focos y las cajas fuertes. Respecto a los que requieren ser instalados por un carpintero predominan los armarios roperos y los despenseros.

Empotrar