Este tipo de enchufe se impone en el mercado para el control de múltiples aparatos y el ahorro energético. Son enchufes de última generación que se adaptan a las necesidades de conexión actuales de las casas, con muchas más prestaciones al margen de la natural de aportar energía a un aparato.

Además de ser la base para recibir la clavija eléctrica, se puede programar su encendido o apagado a través de app o mediante wifi y conectar otros tipo de conexiones como pueden ser los USB para la carga de ordenadores, teléfonos móviles u otros dispositivos. Como norma, este enchufe necesita toma de tierra. Los hay de muchas marcas y modelos, con variadas prestaciones.

Es importante elegir el enchufe que sea compatible con el sistema operativo en el que se trabaje, aunque la mayoría admiten las conexiones para Android o iOS. También hay que tener en cuenta el amperaje máximo del enchufe para que sea siempre superior a la intensidad de los aparatos que se prevé conectar.

Con estos enchufes puedes programar el encendido y apagado de un termo, de una calefacción, del router, de determinada iluminación o de cualquier aparato del hogar, como una cafetera, tostador, ventilador...

Enchufe inteligente