Es la acción de aplicar una fina capa de yeso o escayola sobre una superficie para conseguir un acabado liso y libre de imperfecciones. Sirve para dar el aspecto definitivo a una pared.

La aplicación se realiza de manera manual mediante una llana de borde afilado para conseguir un acabado más cuidado. Se coloca una pequeña cantidad de yeso en la propia llana y con ella se extiende por la pared con un movimiento continuo en una sola dirección para no dejar marcas.

Enlucir