Es un producto formado por algas, aminoácidos y microelementos que se presenta en formato líquido o polvo. También conocido como bioestimulador u hormonas de crecimiento, puede tener origen hormonal o biológico.

Nutre y estimula la producción de raíces. Para la reproducción de esquejes, se esparce el polvo en los hoyos de plantación o se moja la parte cortada del esqueje y se sacude el exceso. En los trasplantes, se aplica en los hoyos, se disuelve en el agua de riego o se esparce en las raíces eliminando el exceso. Para la siembra, se distribuye sobre semillas o bulbos. También potencia la aparición de raíces secundarias en plantas con problemas de desarrollo radicular.

Enraizante