Es la acción de hacer girar una superficie flexible, como la tela, el papel o el plástico, sobre sí misma. Debe cogerse un extremo y meterlo hacia dentro, girando las muñecas hacia abajo y dando al material una primera vuelta sobre sí mismo. A continuación, se desliza el rollo por toda su extensión.

Se realiza cuando se necesita que un objeto ocupe menos espacio para su almacenaje y sea más cómodo encontrarlo cuando haga falta. También se enrollan las persianas y las cortinas para dejar entrar la luz.

Enrollar