Es la acción de poner una guía o soporte a aquellas plantas que no se sostienen por sí mismas. Es el caso de las trepadoras, los árboles frutales y algunas de huerto como las tomateras, los guisantes o los calabacines. Los tutores pueden ser varillas de bambú, de metal plastificado, de fibra de coco o estructuras en forma de trípode muy adecuadas para las tomateras.

Se usa para mantener los tallos erguidos favoreciendo la circulación del aire entre las hojas, evitando así la aparición de hongos. Además, impide que las flores y los frutos se manchen de tierra y protege de la humedad y la pudrición.

Entutorar