Es una herramienta que permite realizar soldaduras de metales por medio del calentamiento de estos y con el aporte de otro metal con menor temperatura de fusión, como estaño, cobre o plata.

El equipo de oxibutano está formado por dos botellas de gas, una es de oxígeno a gran presión y la otra de gas butano. Con el oxígeno se consigue que la llama obtenga una mayor temperatura.

Es importante la boquilla de la antorcha, ya que permite tener más precisión o mayor superficie de calentamiento. Los equipos de oxibutano se suelen utilizar en trabajos de fontanería, aunque también se puede utilizar para unir metales en otros tipos de trabajo.

Se deben abrir las llaves de las botellas de gas y oxígeno. Después, con la lanza en la mano, se abre la llave roja, que es la del gas, y se prende para conseguir llama. Seguidamente se abre la llave azul, la del oxígeno, muy despacio hasta conseguir una llama estable. Una vez está la máquina en funcionamiento solo queda acercar la llama al metal que quieres soldar para calentarlo con pequeños movimientos oscilantes, para no fijar la llama en un solo punto. Una vez la pieza esté caliente, se acerca la varilla de soldadura para proceder a fundirla con el metal a soldar. Según la varilla que utilices, necesitarás sumergirla en polvo de bórax para facilitar la soldadura.

Equipo de oxibutano