Es un componente de un sistema de bomba de calor. Tiene forma rectangular, metálico en su mayor parte, y dispone de accesos en los laterales para conectar la bomba de calor, la caldera y la toma de alimentación de agua caliente de una vivienda a un depósito de agua, ubicado en el cuerpo central del equipo.

Se inserta en la instalación cuando se necesita combinar una bomba de calor con una caldera ya existente, ya sea por reforma o para crear un sistema híbrido de calefacción y agua caliente sanitaria. También hace función de depósito de inercia y de aguja de equilibrado hidráulico.

Este equipo consigue que funcionen de forma integrada los dos sistemas y disponer de agua caliente en cualquier punto de la vivienda, que provendrá del sistema más conveniente de forma rápida y eficiente.

Equipo integrador