Es un conjunto de escalones plegable, extensible o retráctil fabricado en madera o metal. En función del sistema de apertura, es deslizante, por tramos, de tipo fuelle o automática con mando a distancia. Se instala en el techo, por lo que es recurrente en viviendas abuhardilladas, aunque también se coloca en paredes.

Sirve para desplazarse hacia arriba o hacia abajo y acceder a otra estancia. No afecta a la estética porque su estructura queda encastrada y oculta mediante una tapa o trampilla. Para poder utilizarla es necesario tirar de ella para que se despliegue.

Escalera escamoteable