Es una pieza pequeña normalmente de metal con forma de L. La parte más larga de la escarpia acaba en forma roscada. 

Pueden ser de diferentes materiales como el latón, el acero zincado y el acero inoxidable. Las de acero inoxidable se utilizan para exterior porque no se oxidan, las de latón son más decorativas y se suelen usar en madera o pared para interiores igual que las de acero zincado.

Se utiliza para colgar objetos en muros o paredes y siempre con un taco. El objeto que se cuelga llevará en su parte trasera una hembrilla cerrada de igual tamaño que la escarpia para que encajen ambas piezas.

Escarpia
Escarpia