Es una herramienta manual para labrar la madera. Consta de una hoja de metal, con los bordes afilados y resistentes. Tiene un cabo, que puede ser de madera o de plástico para garantizar el agarre y que no se deslice a la hora de usarlo.

Se puede usar directamente, ejerciendo fuerza con la mano, dependiendo de la dureza del material que desea labrarse o con la ayuda de un martillo o una maza, que facilita el trabajo a base de golpes. Existen modelos con diferentes medidas y acabados en función del uso que se le vaya a dar.

Escoplo