Es eliminar material no deseado de una superficie para dejarla alisada mediante una piedra de esmeril. Es un mineral tratado y formado de forma mayoritaria por óxido de aluminio, mezclado con otras variedades como espinela, hercinita, magnetita y rutilo. La acción se consigue mediante el giro continuo de un disco con esa composición.

El proceso se divide en dos fases, esmerilado plano y fino. La función del primero es quitar la mayor cantidad de material posible sin producir daños en el objeto. El segundo busca un acabado final en el que la cara trabajada quede totalmente lisa.

Esmerilar