Fibra flexible y muy resistente, también conocida como estopa, sacada de la planta del esparto, aunque se identifica también a las hechas con fibras procedentes de otras plantas, como la pita (sisal) o el cáñamo. Muy utilizado tradicionalmente en la construcción para reforzar las uniones o rellenos con escayola. Se utiliza para hacer pegotes o trenzas y sujetar de manera rápida y fuerte las planchas de escayola para hacer falsos techos.

También es muy apropiada para hacer anclajes muy fuertes, como los de los precercos de madera o metal para las puertas o ventanas y para la sujeción de las puertas de entrada en block. Se vende en rollos de varios kilos. Las fibras se arrancan fácilmente del rollo y se empapan en la escayola mezclada con agua en la proporción adecuada. 

Esparto