Herramienta manual compuesta por un mango de madera y una lámina plana de acero inoxidable o metálica, dentada por la parte delantera. Los dientes son rectangulares o triangulares. Permite la aplicación de morteros, colas y masillas de fijación, de modo que reparte el producto de forma homogénea por toda la superficie.

Para usarla, se aplica el producto y se extiende con la espátula. Se recomienda lavarla después de cada uso, con el diluyente apropiado para cada tipo de producto, y cuando no se vaya a usar en un tiempo, untarla en aceite para una buena conservación.

Espátula de encolar