Es un utensilio con un soporte fabricado en plástico o acero. En un extremo cuenta con una escobilla de goma intercambiable, mientras que en el otro tiene un agujero que posibilita su adaptación a un mango. Se presenta en varios tamaños.

Sirve para distribuir el agua y el jabón por la superficie que desea limpiarse. Para emplearlo, una vez enjabonado el cristal, se pasa la espátula por la parte de la goma para ir retirando el agua.

Espátula limpiacristales