Es un cilindro de madera o plástico generalmente, que se utiliza principalmente para unir dos piezas. Puede ser cilíndrica o cónica, lisa o estriada. La ventaja principal respecto a unir las piezas mediante tornillos es que utilizando este sistema no se ven las cabezas de los tornillos y el sistema de fijación utilizado queda invisible a la vista.

Se deben realizar dos agujeros del diámetro de la espiga, uno en cada pieza que se quieran unir. Después se aplica cola blanca en cada agujero, para posteriormente insertar la espiga. Por último, se aplica presión hasta que esté seco el pegamento. Se emplea en los cajones de los armarios, las sillas del comedor, incluso en la prolongación o en la unión de dos encimeras de aglomerado o madera.

Espiga