Es una herramienta manual con forma de prisma rectangular. Está compuesta de un núcleo fabricado en espuma de poliuretano o goma eva, recubierto de un aglutinante al que se adhieren pequeñas virutas de óxido de aluminio, corindón de circonio o carburo de silicio. En función del grosor del grano, es extrafino, fino, medio o grueso. Según la numeración, la cifra menor corresponde al más abrasivo y la mayor al más delicado.

Se utiliza para desbastar madera, metal, plástico o yeso, o para retirar pequeñas imperfecciones en superficies al natural o pintadas. El taco de espuma facilita la adaptación de la lija a las diferentes zonas y ofrece gran comodidad en su manejo. Para su uso, se desplaza de un lado a otro, de modo que genera la presión suficiente como para que se desprenda el material, comenzando por las de mayor grano y terminando por las finas.

Esponja abrasiva