Es una material que se coloca de manera manual para aislar el cajón de la persiana. Esto evita el paso de frio, aire y ruido del exterior de la vivienda o local. Es de fácil instalación para ello limpia bien el cajón y corta la longitud necesaria, después adhiere el material a las paredes del cajón.

Hay otra variedad que, en vez de ir pegado, se introduce dentro de la caja de la persiana simplificando aún más su instalación. Este método reduce hasta un 60% la entrada del aire por la persiana.

Espuma aislante para persianas