La espuma de poliuretano es un producto muy empleado en la construcción y rehabilitación. Es un producto líquido que una vez aplicado y al entrar en contacto con el aire, se expande formando una espuma rígida. Se utiliza para el sellado y relleno de cavidades y también como aislante térmico y acústico. Se puede aplicar de dos formas diferentes, con una pistola especial o con una cánula que trae incorpora el propio bote de espuma. Tiene una gran adherencia a una amplia variedad de materiales como, tejas, mampostería, ladrillos, cemento, yeso, fibrocemento, tabiques en general, poliestireno expandido, metales y madera entre otros.

Existen espumas con distinto grado expansivo indicadas para cada tipo de trabajo, colocar tejas, ventanas o puertas. Expanden mucho con facilidad, por lo que sirve también para rellenar huecos. También hay espumas retardantes del fuego y otras indicadas para aplicar en temperaturas climatológicas extremas.

Hay una espuma de poliuretano específica para la colocación de tejas y otros elementos que no necesiten de tanta expansión de la espuma. Con un simple cordón o punto de espuma para tejas se fija una teja o serie de ellas al soporte, ya sea hormigón o placa bituminosa bajo teja. Al expandir menos, no altera la inclinación ni la separación mínima que requiere la teja sobre el soporte.

Espuma de poliuretano