Es un material compuesto por unas esferas con espuma, muy ignífugas y biodegradables. Se presenta en un bote de espray de tamaño reducido, de modo que puede guardarse en cualquier rincón de la casa, el coche o la empresa.

Elimina los fuegos de diversos elementos, como sólidos, alcoholes, hidrocarburos, acetonas, aceites y eléctricos. Gracias a su sistema de pulverización, tiene el poder de lanzar una espuma ligera que se expande treinta veces su volumen en la zona afectada. Debe agitarse durante unos minutos para que sus componentes se mezclen bien. Se limpia con facilidad.

Espuma extintora