Es una estructura en formato vertical formada por unos perfiles, ángulos o bastidores, que sujetan las baldas. Estas pueden estar reforzadas por travesaños, y que gracias a unas fijaciones y unos pies de goma o plástico, tienen estabilidad suficiente para cargar diferentes pesos, según la resistencia de los componentes. Son muy útiles en garajes para guardar herramientas o alimentos a modo de despensa.

Se aprovecha el espacio ya que al ser modulares, se pueden añadir piezas según la necesidad. Son prácticas en huecos a los que no se les da uso, como por ejemplo debajo de la escalera, detrás de una puerta o debajo de una ventana. Su montaje es sencillo, algunas de ellas incluso carecen de tornillos y se dividen en diferentes grupos, según sean para carga ligera, media o pesada.

Estantería modular