Es un sistema de calefacción portátil y de rápida propagación del calor. Es indicado para estancias de entre 20 y 40m². 

Existen dos tipos de estufas de parafina:

  • De mecha: Necesita combustible y se accionan mediante un encendedor que prende la llama y quema la parafina. Tiene una autonomía de aproximadamente 15 horas, se alimentan con pilas, por lo que no requieren ningún tipo de instalación.
  • Electrónica: Esta tiene mayor autonomía, hasta 65 horas y más poder calorífico que las de mecha. Estas tienen funciones de temporizador para el apagado automático, bloqueo de seguridad para niños y termostato digital. Requieren de alimentación eléctrica, por lo que necesitas un enchufe cercano.

Se recomienda su uso en estancias bien ventiladas, nunca en sótanos ni dormitorios mientras dormimos.

Estufa de parafina