Herramienta fabricada en plástico que está compuesta por un mango articulado y una ventosa en su extremo. Está diseñada para extraer bombillas dicroicas de forma que se evita el contacto con los dedos.

Para su utilización, se coloca la ventosa con el mango situado en un ángulo de 90º en contacto con la superficie lisa de la bombilla y presionando sobre ella. Se endereza el mango de modo que la ventosa absorba el aire y quede adherida a la bombilla. Después, se hace el giro necesario para aflojarla y se vuelve a situar el mango con un ángulo de 90º para soltarla.

Extractor de halógenos