Adhesivo rígido y de color rojo o azul utilizado para la fijación y el sellado. Es anaeróbico, cura en ausencia de aire, por lo que la parte que quede fuera del ensamble permanece en estado líquido.

Se aplica en todo tipo de metales, en frenos, en bombas de gasolina, en la unión del tornillo con la rosca o en la culata. Resiste a temperaturas de hasta 150ºC, a las vibraciones, al aceite de motor, al agua y a la gasolina.

Fijador de roscas metálicas