Aparato soplado compuesto por un tanque donde se rellenan los diferentes agentes de filtrado, como la hidroantracita, el vidrio filtrante o la arena de sílex. Se utiliza como método depurativo en las piscinas.

Retiene toda la suciedad que cae a la piscina, desde las pequeñas partículas hasta hojas o insectos. Para su funcionamiento, el agua sucia es absorbida por el limpiafondos, desagüe o skimmer y llega hasta la parte de arriba del tanque. Una vez terminado el proceso, el agua restante ya limpia vuelve a la piscina gracias a los colectores. Normalmente este ciclo suele durar cuatro horas y se recomienda realizarlo seguido de la circulación del agua.

Filtro de arena