Conocido también por DSL (Digital Subscriber Line), es un dispositivo con forma rectangular o cuadrada.Tiene entradas de conexión telefónica en cada uno de sus extremos y su función es separar en su interior la señal telefónica de la señal de datos, de modo que reduce ruidos e interferencias.

Se conecta por uno de sus extremos a la conexión telefónica y por el otro al teléfono y ADSL en clavijas separadas. Es individual, cada teléfono debe llevar el suyo. Su uso es aconsejable y en ocasiones necesario en instalaciones que comparten la misma línea telefónica y de ADSL. Puede ser instalado por cualquier persona sin necesidad de un técnico. Su desventaja es que cada teléfono, fax o contestador tiene que contar con uno.

Filtro telefónico