Luminaria de forma cuadrada, circular o rectangular que cuenta con una pletina en la parte de atrás. Se presenta en diferentes acabados, como blanco y níquel. El color de luz que proporciona es blanco o cálido y existe la opción de cambiarlo mediante mando a distancia.

Su función es proporcionar luz sin necesidad de perforar el techo, puesto que se coloca sobre su superficie. Mientras que el foco downlight convencional requiere un agujero en el techo para su colocación, el de superficie se instala anclando la pletina trasera al techo mediante tornillos y uniéndolo a la pantalla. Previamente, se debe haber realizado la conexión de los cabes con el driver que incorpora.

Foco de superficie