Es un depósito de acumulación, filtrado y drenaje para el tratamiento de las aguas residuales domésticas en zonas exentas de sistemas de alcantarillado.

Puede ser de autoconstrucción o prefabricada con ladrillo, polietileno, hormigón o fibra de vidrio. Tiene dimensiones variables y capacidad proporcional al número de usuarios y al tipo de aguas que se vaya a tratar. Las más complejas pueden requerir de sustancias encargadas de la descomposición y depuración de los residuos.

Debe ubicarse en un suelo firme donde el terreno no sea pantanoso o se puedan formar inundaciones. Además, debe estar retirada del paso de vehículos, cauces de ríos o fuentes de abastecimiento, pero en un lugar accesible a los vehículos de limpieza.

Para su instalación hay que tener muy en cuenta que la excavación previa del terrenosea proporcional al tamaño de la fosa y asegurar el apoyo uniforme de la misma. Deben respetarse las instrucciones del manual para que las conexiones de entrada, salida y ventilación sean las adecuadas. La mayoría de fosas prefabricadas incluyen un kit de auto instalación que facilita el trabajo. Para un correcto funcionamiento de la fosa, es imprescindible realizar una limpieza al menos una vez al año.

Fosa séptica