Es un producto acrílico que puede ser limpiado con agua de las herramientas con las que se aplique. Sirve para transferir imágenes impresas con láser en papel. Tiene una función adhesiva que permite pegar la imagen en cualquier superficie porosa. Puede emplearse para personalizar muebles y objetos decorativos o también como acabado de barniz brillante.

Puede utilizarse en materiales como madera, lienzo, tela o vidrio. El modo de empleo requiere extender el producto sobre la imagen, adherirlo a la superficie que se desea decorar, dejar secar 24 horas y retirarlo con agua. Después es recomendable aplicar barniz acrílico de protección.

Foto transfer