Es la acción de endurecer hormigón y yeso mediante un proceso químico que afecta al óxido del cemento y elimina su elasticidad. El tiempo estimado es de diez horas que pueden variar dependiendo de la temperatura y humedad ambiental. Existen productos que pueden acelerar o retardar el proceso.

Para realizarlo se usa un horno de fraguado que alcanza altas temperaturas, en el cual puede moldearse el hormigón, cambiar su forma y prepararlo para su endurecimiento final.

Fraguar