Es la acción mediante la cual se alisa la superficie aún fresca de un enfoscado con un fratás o una talocha. Dependiendo del mortero que se aplique se utiliza una talocha de madera o goma (la más común), o de poliuretano rugoso.

Para su uso, se debe trabajar el mortero aún sin fraguar, con un fratás humedecido previamente. Mediante movimientos circulares se eliminan las imperfecciones y se iguala la superficie de la pared.

Fratasar