Es la acción de aplicar una solución sintética en polvo, en vapor o en gases para la erradicación de plagas. Cuando un insecto se presenta con demasiada frecuencia en el hábitat propio o en espacios comunes hasta el punto de molestar o afectar a la salud de los habitantes, es el momento de fumigar.

Se lleva a cabo con aerosoles y pulverizadores en el caso de espacios reducidos y con fumigadoras profesionales y avionetas en áreas amplias, manejadas por personal cualificado.

Fumigar