Es una pieza de tela fabricada con tejido de poliéster, transpirable e impermeable. Incluye un cierre con cremallera o elástico. Presenta distintas formas, por lo que se adapta a la variedad existente de muebles de jardín, como sillas, mesas, sofás, sillones, tumbonas, parasoles, conjuntos completos o barbacoas.

Sirve para proteger el mobiliario exterior de la humedad, del polvo y de los rayos UV. Su utilización alarga la vida de los muebles, de modo que evita la formación de moho y la decoloración por el sol. Se limpia con agua y jabón.

Funda para muebles de exterior